Los verdaderos amigos son los que nos critican de frente y nos defienden a nuestras espaldas.